Motricidad fina y gruesa... Cuál es la diferencia?

18 / 06 / 2015

Por Manhattan Toy

Probablemente alguna vez hayas escuchado hablar de la importancia del desarrollo de la motricidad fina y la motricidad gruesa en tu bebé. Si aún no entiendes bien la diferencia entre una y otra, o cuáles son los juegos y juguetes que mejor te ayudarán a desarrollar estas habilidades en tu pequeña o pequeña, aquí te compartimos algunos tips.

De acuerdo con la Encyclopedia of Children´s Health, “La motricidad son las acciones que implican el movimientos de músculos en el cuerpo. Se dividen en dos grupos: motricidad gruesa y motricidad fina”. La motricidad gruesa incluye cualquier gran movimiento que se realice con los brazos, piernas, pies o incluso el cuerpo como un todo.

Mientras que la motricidad fina es la facultad de hacer movimientos que requieren de precisión. Son acciones más pequeñas que requieren el uso de grupos musculares como las manos, muñecas, dedos, labios y lengua. La motricidad fina involucra el desarrollo muscular y del sistema nervioso central. 

Usualmente los dos tipos de motricidad se desarrollan simultáneamente, dado que muchas acciones requieren el esfuerzo combinado de los grupos musculares grandes y chicos.

Motricidad GruesaLas actividades que requieren del desarrollo de la motricidad gruesa cambian continuamente a medida que tu bebé va creciendo. Cuando es bebé se pueden considerar como motricidad gruesa las siguientes acciones: rodar, sentarse y gatear. A medida que tu niño o niña va creciendo, otras actividades se agregan a la categoría de motricidad gruesa, como: caminar, correr y saltar

Motricidad Fina: Así como la motricidad gruesa, la fina también cambia y evoluciona en los distintos estados de desarrollo de tu pequeño o pequeña. Cuando es bebé, se considera motricidad fina a acciones como agarrar objetos o usar los labios y la lengua para probar distintas cosas. A medida que tu niño o niña va creciendo, nuevas habilidades se pueden sumar a esta categoría como por ejemplo: sostener un tenedor o aprender a usar un lápiz o una tijera. 

Hay muchos juguetes que ayudarán a tu bebé a desarrollar tanto la motricidad gruesa como la fina, estimulando su habilidad de ir controlando de a poco cada grupo muscular, mientras se divierte jugando.