Los hábitos de sueño en cada etapa de tu bebé

15 / 06 / 2015

Por Edith Sanchez

Entre más pronto adoptes una rutina para dormir a tu bebé, mucho mejor para él y para ti. Esos hábitos que le enseñas en la etapa más temprana de su vida son como una huella indeleble. Van a convertirse en los pilares fundamentales para la formación de su carácter. Por eso es tan importante que intentes inculcarle buenos patrones de sueño desde bien pequeño.

El momento de comenzar a introducir unas rutinas para dormir debe fijarse, de preferencia, entre las 6 y las 8 semanas después del nacimiento. En realidad, para tu bebé es formidable que tú le marques esos parámetros. Las rutinas consistentes lo hacen sentir más seguro. Lo relaja saber de antemano lo que sigue a continuación. Ver aquí algunas recomendaciones de cómo instalar una rutina para tu bebé.

Cada bebé es un mundo diferente. Algunos se quedan dormiditos con mucha facilidad y apenas si despiertan una que otra vez en la noche. Otros, en cambio, se resisten a dormir y tienen un sueño inestable. Cualquiera que sea el caso, sí existen formas de crear rutinas para que tu bebé duerma adecuadamente. Ver 5 productos aliados para dormir a tu bebé.

Patrones de sueño mes a mes

Debes tener muy claro que tu bebé tiene grandes cambios, mes a mes. Al principio, cuando está recién nacido, lo normal es que duerma 17 horas al día. Se despierta más o menos cada tres o cuatro horas para comer. Y permanece en vigilia por lapsos que no superan las dos horas. Aun así, cuando cumpla un mes y medio ya debe tener un patrón de sueño más constante en la noche que en el día. Ver swaddles y saquitos para la hora de dormir

En esa edad probablemente tomará dos siestas al día. También ya será capaz de permanecer dormido por hasta 6 horas seguidas durante la noche. Seguramente despertará un par de veces, pero conciliará de nuevo el sueño con mucha facilidad. Entre los 3 y los 6 meses es la edad ideal para introducir unas rutinas y un horario estable de sueño. También es el tiempo óptimo para que aprenda a dormir en su propia habitación. Esto se debe a que hacia los siete meses aparece una cierta angustia de abandono y será más difícil que se acostumbre a dormir solito. Ver peluches musicales que ayudarán a tu bebé a dormir mejor en su cuna.

Entre los 6 y los 12 meses de edad habrá reducido a unas doce horas su promedio de sueño al día. De hecho, entre los 8 y los 10 meses adquirirá unos patrones de sueño muy parecidos a los del adulto. Es posible que tenga sueños de angustia y despierte llorando en la noche; no te alteres, es completamente normal que suceda. Sin embargo, si esto ocurre diariamente o tu bebé expresa una angustia excesiva, es tiempo de consultar al pediatra.

Cada bebé es diferente y pasa por cada una de las etapas a su tiempo y ritmo, pero es recomendable que tú le vayas enseñando y marcando una rutina, enseñarle a tu pequeñito a dormir de una manera saludable es uno de los regalos que él te agradecerá toda la vida 

Algunas recomendaciones para instalar una rutina de sueño para tu bebé.

Ver productos para la hora de dormir a tu bebé.